dimarts, 3 d’agost de 2010

L'Eduardo ens ha escrit una nota, diu així:

queridos:

estaré sin estar estando, de alguna misteriosa manera.
no tengo palabras para decirles cuánto les agradezco todo esto que están ofreciendo.

calella, pineda, poble nou, han dibujado sus caracoles en las yemas de mis dedos, y eso no se borra.
les cuento algo, y creo que no lo he contado antes:
resulta que una vez, en aquellos años del exilio, un amigo llegó a visitarme.
lo fui a esperar a la estación, y caminamos por el pueblo, calle va, calle viene, y en eso él me dijo:
-qué pueblo tan feo.
y yo me ofendí.
ese comentario abrevió su visita y acabó nuestra amistad.
probablemente ese amigo tenía razón, y yo hice mal en ofenderme.
quizás debí agradecérselo, porque gracias a mi ofensa supe que yo, a ese pueblo, feo o no feo, lo quería.

van abrazos, siempre,
eduardo galeano

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada